Verano y niños, ¿cómo conciliar trabajo y familia?



Estamos a punto de terminar el curso académico, pronto los más pequeños de casa empezarán sus vacaciones de verano. Sin embargo, en la mayoría de familias los padres siguen trabajando durante al menos una parte de estas vacaciones, así que no les queda otra opción que buscar alternativas para conciliar sus compromisos laborales con la atención y el cuidado de los hijos.


En estas circunstancias, las actividades de verano para niños son una buena opción. Existen una amplia variedad de talleres, colonias, cursos, ludotecas, actividades deportivas, etc. dirigidas a los más pequeños, que suponen un muy buen recurso para que los niños vivan nuevas experiencias, aprendan y establezcan nuevas amistades. Al mismo también favorecen que los padres puedan conciliar actividad laboral y vida familiar.


Otro recurso para ayudar en la conciliación durante el verano es la familia extensa. Abuelos, tíos, etc. también suelen ocuparse de los niños en muchas ocasiones durante esta época del año.


Lo que parece claro es que no es fácil encontrar el equilibrio entre niños y trabajo en verano para muchas familias. Algunas recomendaciones que pueden ayudar a afrontar estas circunstancias son:


  • Normalizar y no culpabilizarse por no tener vacaciones. No es fácil compatibilizar la vida familiar y laboral, se trata de un problema que sufren muchas familias.

  • Organizarse y planificar con tiempo las actividades que van a realizarse durante el verano. Es importante consultar la oferta de posibles actividades a realizar durante los meses de vacaciones, para realizar las inscripciones con antelación y prever posibles contratiempos.

  • Escuchar las preferencias de los niños a la hora de elegir lo que van a hacer. Es mejor si los niños realizan actividades que les gustan, pero también hay que ser razonable, y no ceder a todo lo que quieren si no es posible por las razones que sea (económicas, tiempo, etc.)

  • Establecer unas rutinas que sean flexibles, adaptadas al verano. La idea es que los niños sigan unas rutinas, aunque éstas sean diferentes a las del resto del año, y que también tengan tiempo para realizar actividades que no siempre tienen porqué estar programadas.

  • Fomentar la realización de actividades alternativas a las académicas y dedicar tiempo a las tareas escolares cuando sea necesario. El verano puede aprovecharse para enseñarles a colaborar en casa, a adquirir pequeñas responsabilidades que ayude a desarrollar su autonomía. También es importante dedicar tiempo a hacer deberes cuando se recomiende desde la escuela.

  • Establecer límites en la utilización de pantallas y nuevas tecnologías. Se recomienda pactar con los niños el tiempo que va a dedicarse y mantenerse firme en el respeto de estos pactos. Muchas veces los niños utilizan las pantallas como una alternativa al aburrimiento, y aburrirse no tiene por qué ser malo, es importante que ellos mismos encuentren alternativas a ese aburrimiento, y que no todas pasen por el uso de nuevas tecnologías.

  • Programar actividades de ocio en familia. Esto es, realizar actividades después del trabajo que impliquen a todos los miembros de la familia, en las que se fomente la comunicación y la participación de todos.


Últimas publicaciones
Búsqueda por Tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
Archivo

© Centre de Diagnòstic Tarragona S.L.U.P   |  Nº de reg. sanitario: E-43011612   |   Av. Pau Casals nº 9, 2º 2ª 43003 TARRAGONA  |   Tlf. 977 23 85 44