ENTRENAMIENTO EN LA LECTURA:

El método Glifing

 

 

Los últimos avances en neurociencia nos hablan de la plasticidad de nuestro cerebro. Esto quiere decir que, mediante un entrenamiento adecuado, podemos modificar la forma en que nuestro cerebro realiza determinadas acciones.

 

Así pues, las habilidades lectoras se pueden entrenar. Para poder hacerlo el Método Glifing se adapta a las necesidades de cada niño y entrena la lectura a través de un juego de ordenador.

 

Con Glifing trabajamos los aspectos fundamentales del proceso lector:

  • Descodificación grafema-fonema.

  • Atención y Memoria de Trabajo.

  • Conciencia fonológica.

  • Flexibilidad cognitiva.

  • Reconocimiento de palabras.

  • Morfología y sintaxis.

  • Integración en la lectura de textos.

  • Articulación y dicción.

  • Comprensión.

 

¿Cómo lo hacemos?

  • Desde casa con el ordenador.

  • Cada día entre 15 y 30 minutos.

  • Entrenamiento en formato lúdico.

  • Seguimiento individualizado.

  • Asesoramiento continuado.

 

El seguimiento informatizado permite que en todo momento los padres puedan saber cómo progresa su hijo/a.

 

La duración del entrenamiento varía en cada caso, pero en la mayoría se pueden observar mejoras significativas en 16 semanas:

  • Disminuyen los errores.

  • Aumenta la velocidad lectora.

  • Mejora la comprensión.

  • Aumenta la memoria de trabajo.

  • Crece la seguridad en uno mismo.

  • Mejora la autoestima.

  • Actitud más favorable hacia los estudios.

  • Mejora la actitud hacia la lectura.

 

Con el Método Glifing la fluidez y precisión lectoras del niño o niña, pueden llegar a asumir la media esperada para su nivel de curso escolar y edad. El niño puede divertirse leyendo, sin mostrar cansancio o frustración.