La memoria. Claves para mejorarla y favorecer el recuerdo



La inteligencia está muy relacionada con nuestra capacidad para aprender. Para adquirir nuevos conocimientos que nos ayuden a adaptarnos y a desenvolvernos mejor a cualquier entorno o situación necesitamos que nuestra mente sea capaz de retener información. Es por ello que la memoria, la función encargada de esa retentiva y de su recuperación, se constituye en una facultad clave de la inteligencia.


Contra las quejas de los que dicen que tienen mala memoria y creen que no pueden hacer nada por mejorarla, los diferentes estudios e investigaciones realizados sobre el tema nos indican que es posible desarrollar nuestra memoria ejercitándola de una manera adecuada y constante. Entrenar nuestra memoria y trabajar con ella, no solamente evita su deterioro, sino que también ayuda a paliar los efectos propios del envejecimiento.


¿Cómo podemos mejorar nuestra memoria?

Se memoriza mejor aquello por lo que se siente interés. Estudiar algo que no nos gusta muchas veces se acompaña de la idea de que no vamos a ser capaces de asimilar esos conocimientos, lo que nos lleva a rendirnos a la mínima dificultad. La clave para mejorar en este aspecto está en ser capaz de encontrar aspectos afines a nuestros gustos o intereses en cualquier área de estudio.


Se recuerda mejor todo aquello que se sale de lo normal. Lo que es extraordinario potencia y amplifica el recuerdo. También es importante el impacto emotivo que tenga en nosotros lo que tengamos que memorizar. Asociar la información a recordar con conceptos que nos llamen la atención o nos hayan impactado emocionalmente nos ayudará a recuperarla.


Las cosas se recuerdan mejor si las asociamos a elementos conocidos. La idea es relacionar lo que aprendemos con lo que uno ya sabe y no va a olvidar.


La dificultad en el aprendizaje de una serie crece más deprisa que su longitud. Esto es, si necesitamos un minuto para aprendernos una serie, necesitaremos más de dos minutos para aprendernos una serie el doble de larga, y más de tres minutos si la serie es tres veces más larga. De esta información se desprende que, a la hora de aprendernos series de datos, lo que nos ayudará es fraccionarlas en otras más pequeñas.


Cualquier secuencia la retendremos mejor si le asignamos un orden que relacione los datos entre sí. A la hora de memorizar es importante que guardemos la información en orden, un orden que debe tener sentido. Lo que se recomienda es que vayamos memorizando de manera que cada porción de información evoque a la siguiente.


La información se retiene mejor si dejamos un tiempo de descanso entre cada una de sus partes. Cuando tenemos que memorizar mucha información, el proceso es más efectivo si descansamos cada cierto tiempo.


Solo podemos retener bien aquello que hemos comprendido. Si llegamos a comprender adecuadamente lo que debemos aprender, nuestra memoria no deberá esforzarse en recordar palabras sin sentido, y podremos establecer asociaciones que nos ayudarán a retener mejor la información.


Nuestra memoria funciona como un gran archivador. Es tan importante cómo guardamos la información como las estrategias que utilizamos para recuperarla.



#memoria #entrenamiento #recuerdo #mente

Últimas publicaciones
Búsqueda por Tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
Archivo

© Centre de Diagnòstic Tarragona S.L.U.P   |  Nº de reg. sanitario: E-43011612   |   Av. Pau Casals nº 9, 2º 2ª 43003 TARRAGONA  |   Tlf. 977 23 85 44